domingo, 16 de julio de 2017

EL HAARP Y LA BOMBA DEL ARCO IRIS: CÓMO ACABAR CON LA CIVILIZACIÓN MODERNA EN MENOS DE UN SEGUNDO (Y ADENDA)

por Antonio Cantó, en La Pizarra de Yuri y Comunidad Saker Latinoamérica


 

(Estaba cargando este mismo artículo en Comunidad Saker Latinoamérica y no pude hacerlo más porque se cayó el sitio. Se ve que los oscuros están defendiendo la libertad de expresión. Así que hoy, que pensaba promocionar en las redes éste y otros artículos colgados en Saker Latinoamérica, me tendré que conformar con sólo compartir el enlace de este post. Espero que los compañeros puedan resolver rápido los inconvenientes, en la medida de sus posibilidades).

Como bien nos enseñó The Saker, una cosa es ser capaz de construir una detonación nuclear y otra diferente es ser capaz de “entregar” una explosión aatómica en el lugar que se desea, lo que requiere la capacidad de transportar el artefacto explosivo. Esto significa tecnología de vectores (por ejemplo misiles), tecnología de teleguiado y tecnología de ojivas nucleares. En esas tecnologías Corea del Norte ha avanzado y avanza a galope de “Mallima”.

Leyendo estos artículos de Antonio Cantó, descubrimos que el abanico de posibilidades tácticas y estratégicas en el “teatro coreano” se abre de manera generosa en favor de Corea del Norte.

En el mundo occidental, que como sabemos está conducido por la mitomanía sionista, deberemos acostumbrarnos a creer que cuando la R.P.D.C. dice que no tiene miedo de una guerra con EE.UU., y que la ganará, no está haciendo acción sicológica sino diciendo, como es el estilo coreano, la más estricta verdad.

Bueno, ahora sí, vamos con Cantó:


Existe al menos una manera de terminar con la sociedad que conocemos y enviarnos de vuelta al siglo XIX. Sí, el HAARP tiene algo que ver, pero no lo que muchos creen.

El 9 de julio de 1962, los Estados Unidos realizaban una prueba nuclear en el espacio exterior con el nombre en clave Starfish Prime: hicieron estallar una carga termonuclear de 1,44 megatones propulsada mediante un cohete Thor a 400 km sobre el Océano Pacífico. Por aquellos tiempos ya se sabía que las explosiones atómicas a gran altitud no pueden causar daños directos en tierra, pero presentan unas propiedades especiales que fueron un secreto absoluto durante más de treinta años, hasta el extremo de convertirse en un arma clave para la guerra nuclear sin que el público tuviera ningún conocimiento de ello. Los físicos sí que se lo imaginaban aunque, naturalmente, no dispusieran de los medios para realizar el experimento, que caía dentro de las atribuciones exclusivas de sus compañeros al servicio de las fuerzas armadas. Aunque a partir de 1981 se publicaron numerosos artículos en Science y otras revistas científicas revisadas por pares, fue sólo tras el final de la Guerra Fría –cuando sus posibilidades eran ya un secreto a voces en el mundo académico– que se empezó a hablar públicamente de la cuestión.

“Eran los daños causados por el EMP, tanto como los debidos a la explosión, el fuego y la radiactividad, lo que ensombrecía todos los estudios detallados sobre la posibilidad de recuperarse después de una guerra nuclear. Sin disponer de esencialmente nada eléctrico o electrónico, incluso en remotas áreas rurales, parecía sorprendentemente difícil que América pudiese recuperarse. La América posterior al ataque, en todos estos estudios, quedaba anclada a principios del siglo XX hasta que pudieran adquirirse en el extranjero equipos eléctricos y componentes electrónicos. Por razones obvias, todo el tema EMP era alto secreto y los seguimientos del Congreso se efectuaban a puerta cerrada. De hecho, esta es la primera sesión de seguimiento a puertas abiertas que recuerdo”
–Dr. Lowell Wood, director de proyectos avanzados en los Laboratorios Nacionales Lawrence Livermore, en audiencia ante el Congreso de los Estados Unidos, el 7 de octubre de 1999.

No se lo dijeron a nadie, pero Starfish Prime modificó el campo magnético de la Tierra –específicamente, el cinturón interior de Van Allen– y creó un cinturón de radiación a su alrededor que dañó tres satélites. Durante muchos años, hubo que construir los satélites artificales con mayor blindaje debido a este hecho. De manera más notoria, ocurrieron cosas extrañas en las Islas Hawaii, situadas a casi mil quinientos kilómetros de distancia: se fundieron misteriosamente trescientas farolas del alumbrado urbano, se dispararon cientos de alarmas contra robo e incendio aunque no hubiera llegado ni la más mínima vibración, y el enlace interinsular de microondas de una compañía telefónica se quemó. Estas averías fueron reparadas rápidamente, sin dar ninguna explicación.
La Unión Soviética protestó, como era de esperar, aunque sólo uno de sus satélites había resultado afectado marginalmente. Lo que no dijeron los rusos es que ellos tenían ya preparada sus propias pruebas para apenas tres meses después, relacionadas con el estudio de la Defensa Antibalística de Moscú: la serie K, que se hizo estallar en Kazajistán entre octubre y noviembre de 1962, con cinco cargas de hasta 300 kilotones. La tercera prueba de la serie, denominada poco imaginativamente K-3, detonó el 22 de octubre a 290 kilómetros de altitud, no muy lejos de la vertical de Jezkazgan, mientras el resto del mundo andaba ocupado con la Crisis de los Misiles de Cuba. Los científicos soviéticos monitorizaban muy discretamente una línea telefónica aérea de 570 km para medir los efectos de aquella energía secreta que parecía hacer cosas a los sistemas eléctricos a distancias enormes; para ello, la habían dividido en varios sectores de 70 u 80 km., instrumentados independientemente.


Se puede imaginar su estupor cuando los 570 km quedaron fritos con corrientes de 1.500 a 3.400 amperios, con todos sus fusibles y disyuntores a gas, y con ellos toda la red de líneas secundarias. No sólo eso: también se incendió violentamente la central eléctrica de Karaganda, mientras 1.500 km de cables eléctricos subterráneos entre Astana y Almaty quedaban fuera de servicio, además de una cantidad incontable de daños menores. De nuevo, aquella energía secreta invisible e imperceptible había demostrado su capacidad de dañar gravemente la infraestructura civil y militar a distancias enormes mediante la sobrecarga masiva de los sistemas eléctricos y electrónicos radicalmente indispensables para cualquier forma de sociedad tecnificada.
Al año siguiente, los Estados Unidos y la Unión Soviética firmaron el Tratado de Limitación Parcial de las Pruebas Nucleares, prohibiendo todos los ensayos excepto los subterráneos, que después suscribiríamos hasta 123 países. La razón fundamental de este tratado fue reducir la cantidad de lluvia radiactiva que estaba ya contaminando toda la Tierra debido a las 331 pruebas atmosféricas norteamericanas, las 200 soviéticas y las decenas de Francia, el Reino Unido y China. Y eso estuvo bien. Aunque también hubo otra razón menos confesable: mantener esta fuerza secreta en la oscuridad, lejos del alcance de cualquier futura potencia nuclear.


Pero, ¿de qué se trataba? ¿Qué clase de fuerza extraordinaria es esta que puede destruir el sustrato más básico de la civilización tecnológica contemporánea a lo largo y ancho de todo un continente, después de una explosión nuclear en el espacio exterior que ni siquiera llega a verse y mucho menos notarse desde tierra? Porque este arma sólo deja como prueba de su presencia unas luces multicolores bellísimas, muy altas en el cielo, que son en realidad auroras boreales: las luces del fin del mundo. Por eso la llaman la bomba del arco iris.

El pulso electromagnético de gran altitud (HEMP)
Cuando se produce un pico súbito de energía electromagnética, durante un periodo muy corto de tiempo, decimos que se trata de un pulso electromagnético. Podríamos afirmar que, por ejemplo, un rayo o un relámpago causan pulsos electromagnéticos naturales.
Ya en 1945, durante las primeras pruebas nucleares en Nevada, se blindaron por partida doble los equipos electrónicos porque Enrico Fermi se esperaba alguna clase de pulso de estas características generado por aquellas bombas atómicas primitivas. A pesar de este blindaje, numerosos registros resultaron dañados o destruidos. Lo mismo les ocurrió a los soviéticos y los británicos, que llamaban a este efecto radioflash.
Lo que ocurre es que, en una bomba atómica que estalla cerca del suelo, el pulso electromagnético es pequeño, tiene poco alcance y en general queda dentro del área de destrucción térmica y cinética ocasionada por el arma, con lo que no se detecta a primera vista. Pero en un explosivo atómico que detona fuera de la atmósfera terrestre, en el espacio exterior, este efecto es muy distinto y resulta amplificado a gran escala por el propio campo magnético natural terrestre. ¿Cómo es esto posible?


Buena parte de la energía de una carga atómica se libera en forma de rayos gamma instantáneos. Los rayos gamma no son otra cosa que una forma de energía electromagnética de alta frecuencia; esto es, fotones como los que, a frecuencias menores, componen la luz, las ondas de radio o los rayos X. Su emisión es característica en los procesos que afectan al núcleo de los átomos o las partículas subatómicas que los forman. En una explosión nuclear, por tanto, se producen masivamente.
Dentro de la atmósfera terrestre, los rayos gamma resultan absorbidos rápidamente por los átomos del aire, produciendo calor; parte de la devastadora energía termocinética que caracteriza a las armas atómicas se debe precisamente a esta razón. Pero fuera de la atmósfera terrestre, esta absorción no se produce, porque no hay aire ni nada digno de mención que se cruce en su camino: a efectos macroscópicos, viajan por el vacío. Y siguen haciéndolo a la velocidad de la luz, hasta volverse imperceptibles en la radiación de fondo. Algunos de los objetos más lejanos que conocemos son los brotes de rayos gamma, en el espacio profundo, precisamente porque esta radiación puede desplazarse sin muchas molestias a lo largo y ancho de todo el universo.
Sin embargo, en una detonación próxima a la Tierra, la parte de esta radiación gamma que enfoca hacia el planeta viaja a la velocidad de la luz hasta alcanzar las capas exteriores de la atmósfera. Si se ha producido lo bastante cerca (típicamente, entre cien y mil kilómetros), esta esfera de radiación gamma en expansión no habrá llegado a disiparse mucho y billones de estos fotones de alta frecuencia chocan con los átomos del aire, a entre 20 y 40 km de altitud, cubriendo la extensión de un continente e incluso más. Entonces, se producen dos efectos curiosos.
El primero es que los átomos de la atmósfera resultan excitados y se ponen a liberar gran cantidad de electrones libres de alta energía, por efecto Compton. A continuación, estos electrones resultan atrapados por las líneas magnéticas del campo terrestre y se ponen a girar en espiral en torno a las mismas. El resultado es una especie de "dinamo" gigantesca, del tamaño del planeta, con un "bobinado" (los electrones libres capturados) que gira a la velocidad de la luz.
No giran mucho tiempo, pero da igual. Como consecuencia, se produce un inmenso pulso electromagnético que carga de grandes cantidades de electricidad el aire circundante y la tierra que está a sus pies. Estas cargas eléctricas ionizan intensamente la atmósfera, causando las bellísimas auroras boreales que dan nombre a la bomba del arco iris, y a continuación se abalanzan sobre todo lo que esté a su alcance con un potencial de decenas e incluso cientos de miles de voltios/metro. Especialmente, sobre los sistemas eléctricos y electrónicos.
Típicamente, el pulso así generado tiene tres componentes, denominados –de manera igualmente poco creativa– E1, E2 y E3. Ninguno de ellos tiene la capacidad de dañar de manera significativa a la materia corriente o a las personas. El E3 es un pulso muy lento, con decenas a cientos de segundos de duración, ocasionando un efecto parecido al de una tormenta geomagnética muy severa; tiende a deteriorar o dañar las grandes líneas eléctricas y sus transformadores. El E2 es muy parecido al ocasionado por el relámpago, y resulta fácilmente neutralizado por los pararrayos y otras protecciones similares contra embalamientos energéticos. El E1, en cambio, es brutalmente rápido, casi instantáneo, y transporta grandes cantidades de energía electromagnética; por ello, es capaz de superar las protecciones corrientes contra rayos y otras sobrecargas, induciendo corrientes enormes, miles de amperios, en los circuitos eléctricos y electrónicos que quedan a su alcance: miles de kilómetros de alcance.


El resultado es sencillo: los circuitos, simplemente, se fríen de modo instantáneo por todo el continente. Esto sucede sobre todo en aquellos que están conectados a antenas (pues una antena capta tanta energía electromagnética del aire como puede) y a líneas que actúen de antena (por ejemplo, los propios cables de la red eléctrica). Pero se ha documentado también muchas veces en circuitos apagados y desconectados, pues el pulso es lo bastante intenso para inducir corriente en su interior.
Los microchips de alta integración en los que se basa toda nuestra tecnología presente, desde las grandes instalaciones industriales y energéticas hasta los aparatejos que nos compramos continuamente, son especialmente frágiles ante el componente E1 del pulso electromagnético, que quema con facilidad las uniones P-N por embalamiento térmico, tanto más cuanto más pequeños sean sus componentes. La subsiguiente dislocación de los sistemas SCADA, los controladores PLC y otros elementos clave de los sistemas que garantizan los servicios de la civilización actual puede poner fácilmente a una sociedad contemporánea de rodillas durante las primeras fracciones de segundo de un ataque así, incluso mucho antes de que empiece la guerra de verdad... en caso de que haga falta después de algo así.
Se ha documentado que esta clase de circuitos pueden quedar dislocados con pulsos de 1.000 voltios/metro y la mayoría de ellos resultan destruidos por debajo de 4.000 voltios/metro. Un arma nuclear detonando en el espacio para generar pulsos electromagnéticos puede barrer fácilmente un continente entero con un potencial de entre 6.000 y 50.000 voltios/metro, incluso con potencias explosivas muy bajas, por debajo de 10 kilotones, menos que la primitiva bomba de Hiroshima. Aunque la documentación pública al respecto es ciertamente críptica, parece como si el componente E1 fuese en gran medida independiente de la energía total liberada por el arma (a diferencia del E3, que es directamente proporcional).


Debido a la distribución característica de las lineas del campo magnético terrestre, y dado que la generación del pulso es totalmente dependiente de las mismas, su intensidad está relacionada con la latitud. El pulso tiende a ser débil cerca del ecuador e intenso en las latitudes intermedias donde se hallan Europa, Estados Unidos, China, Japón y las áreas más habitables de Canadá y Rusia. Su impacto sería mucho más notorio en sociedades altamente urbanas e industrializadas y menor en las zonas agrícolas subdesarrolladas o en vías de desarrollo. Las ciudades, que dependen de una infinidad de servicios garantizados por estas tecnologías y son prácticamente inhabitables en ausencia de los mismos, sufrirían de manera particular. Toda gran urbe depende de sus suministros y su pujanza económica; la capacidad del pulso electromagnético inducido para desarticular los suministros y suprimir la actividad económica les resultaría letal.
Esto último nos hace observar un hecho singular: las armas de pulso electromagnético podrían ser una opción extraordinariamente interesante para países que se sientan en condiciones de inferioridad tecnológica o industrial respecto a un adversario. En un intercambio de bombas del arco iris, el bando más tecnificado e industrializado sufriría daños y dislocaciones de sus infraestructuras esenciales mucho mayor que el bando menos dependiente de la tecnología avanzada. Si las armas nucleares tienen en general una capacidad igualadora importante, las de pulso electromagnético llevan esta capacidad al extremo. Hipotéticamente, una nación agrícola atrasada y anclada a principios del siglo XIX no sufriría ningún daño por un ataque de estas características, mientras que una nación sofisticada, urbanita y avanzada sufriría pérdidas inmensas y correría grave riesgo de aniquilación.

Efectos del HEMP
“Los automóviles modernos dependen de los semiconductores y los microprocesadores; la posibilidad de que sufran daños catastróficos es, por tanto, extrema. Ninguno de los sistemas militares desprotegidos que hemos sometido a pruebas soportaba más de 10.000 voltios por metro [...] Las tormentas solares, de potencia muy inferior a esta distancia, han provocado cortes de electricidad muy severos. Existen múltiples razones para creer que las partes de nuestros sistemas de comunicaciones basadas en semiconductores, es decir su práctica totalidad, serían extremadamente vulnerables a un ataque EMP. Es razonable afirmar que muchos, si no todos los sistemas informáticos modernos expuestos a campos EMP de 50.000 voltios por metro, desde los portátiles hasta los grandes sistemas, dejarían de funcionar como mínimo. Y la mayoría de ellos se quemarían. Cualquier arma nuclear de cualquier tipo [generará EMP si se detona a la altitud adecuada]”
–Dr. Lowell Wood, op.cit.

Durante un intenso ataque de pulso electromagnético de gran altitud (HEMP) un ciudadano corriente sólo notaría al principio que se ha ido la luz. Su sorpresa aumentaría al mirar su reloj (digital) de pulsera, querer usar el teléfono, encender su portátil o descubrir que al menos una parte de los coches y camiones han dejado de funcionar repentinamente y están formando grandes atascos: nada parece estar operativo. En muchas ciudades, que dependen de bombas para el correcto funcionamiento de la red de aguas potables, la presión de los grifos comenzaría a descender (y en otros puntos aumentar, hasta el extremo de reventar las tuberías). El personal de mantenimiento o emergencias que acudiera a reparar las averías e incendios descubriría que sus propios instrumentos están dañados y al menos una parte de sus vehículos inutilizados.


Así reducido ya al estado de un campesino del siglo XIX sin saberlo, es posible que nuestro amigo o amiga pasara sus primeras horas esperando a ver si vuelve la corriente, leyendo a la luz de las velas, jugando con los niños o bajando al bar (donde no funciona ni la cafetera, ni la cocina) para echar la partida sin luz. En este momento, su vida sería aún parecida a quienes experimentaron algún gran apagón como este, este o este otro. Quienes trabajen o estudien lejos de sus casas tendrían muchos problemas para regresar, y es probable que debieran hacerlo a pie.
Puede que su nerviosismo comenzara a aumentar a la mañana siguiente, al descubrir que todo sigue sin funcionar, que los alimentos del refrigerador comienzan a estropearse y que los cajeros automáticos continúan muertos. Trata de conseguir una radio a pilas, se dirige a la comisaría más próxima o a la junta de distrito a preguntar. Nadie sabe gran cosa. Corre el rumor de que ha habido una guerra. Los supermercados y la mayoría de comercios, desprovistos de cajas registradoras, suministros diarios y controles de stock y personal están en su mayoría cerrados a cal y canto; sólo quedan abiertos algunos pequeños comerciantes, vendiendo el fondo de almacén y sacando las cuentas con lápiz y papel. Se pasa por el trabajo, donde le dicen que no hay nada que hacer hasta que vuelva la luz. Los niños siguen yendo al colegio (si viven cerca), pues para dar clase sólo se precisa tiza y pizarra, pero los profesores andan un poco confundidos.
Cuando pasa por delante de un hospital, se encuentra con largas colas en las puertas de urgencias. Aparentemente, tienen problemas para atender a los enfermos, y no digamos ya cuando se precisa una intervención quirúrgica. Oye decir que se les están agotando los medicamentos más utilizados. Un poco asustado, busca una farmacia abierta para adquirir los fármacos que usa la familia. No se los quieren vender sin receta, y de todas formas algunos ya no quedan. Por todas partes hay vehículos inútiles empujados malamente sobre las aceras y arcenes. Gracias a eso pueden circular ahora unos pocos trastos viejos, anteriores a la era de las centralitas digitales y el encendido electrónico. Pasa un arcaico Land Rover de la Guardia Civil, pidiendo por megafonía a viandantes y vecinos que permanezcan en sus casas siguiendo instrucciones de la Delegación del Gobierno.


Nuestro ciudadano se asusta y decide regresar al hogar. Cuando pasa por cerca de la estación del tren, observa que allí tienen luz eléctrica. Al asomarse, descubre que han conectado una locomotora diésel-eléctrica del año de la tos, a modo de generador. Las modernas máquinas computerizadas para los AVEs y Alaris y demás redes de velocidad alta, en cambio, parecen estar inutilizadas.
En unos pocos días, a nuestro ciudadano ya no le queda comida, ni medicamentos, y el agua potable es de dudosa salubridad. La electricidad sigue sin regresar, pues las fábricas que debían construir los repuestos para hacer millones de reparaciones a gran escala también están destruidas. Se habla de que van a evacuar a la gente al campo. Pero, ¿en qué campos van a meter a los millones de habitantes de las ciudades? Desde la terraza, ve cómo se van formando las primeras colas de refugiados. Sólo entonces comprende que su vida y la de los suyos ha cambiado para siempre, propulsados a un mundo antiguo donde, realmente, ya no sabe cómo sobrevivir.

Esto no son hipótesis. Este es el tipo de daño que vemos en los transformadores durante las tormentas geomagnéticas. Una tormenta geomagnética es una variante muy suave, muy sutil, del llamado componente lento del EMP [E3].
Así que cuando estos transformadores quedan sometidos al [E3], básicamente se queman, no debido al propio EMP sino a la interación del EMP con la operación normal del sistema eléctrico. Los transformadores se queman y cuando se queman así, señor, ahí se quedan y no se pueden reparar. Deben reemplazarse, como usted apuntó, desde fuentes extranjeras. Los Estados Unidos, como parte de su ventaja competitiva, ya no producen grandes transformadores eléctricos en ningún lugar. Toda la producción está deslocalizada en el exterior.
Y cuando quiere usted uno nuevo, lo pide, y entonces hay que fabricarlo y entregarlo. No se almacenan. No hay inventario. Se fabrica, se embarca y se entrega por medios muy lentos y complejos porque son objetos muy grandes y masivos. Vienen despacio. El retraso típico desde que ordena usted uno hasta que lo tiene en servicio es de uno a dos años, y eso es si todo sale estupendamente [y tiene usted dinero para pagarlo.]
–Dr. Lowell Wood, en otra comparecencia ante el Senado de los EEUU, 2005.

Uso militar del HEMP: destruyendo la civilización a continentes

“Los soviéticos planificaron un ataque EMP muy extenso contra los Estados Unidos y otros objetivos [...] Un ataque así causaría billones [europeos] de dólares en daños infraestructurales [...] A finales de la Guerra Fría [...] sólo la Unión Soviética tenía la capacidad de montar ataques EMP contra los Estados Unidos, y muy probablemente lo haría como el primer golpe de una lucha a muerte realizada con medios técnicos protegidos contra EMP. Las respuestas indicadas a cualquier ataque EMP eran bien claras. La capacidad soviética máxima para imponer esos ataques existe todavía en las fuerzas estratégicas de la Federación Rusa, y predigo sin duda ninguna que seguirá existiendo durante muchas décadas [...] Cualquier país que disponga de un arma nuclear del tipo de las utilizadas en la II Guerra Mundial [y un cohete capaz de transportarla al espacio] puede realizar un ataque EMP.”
–Dr. Lowell Wood, op.cit. (1999)


Se ha postulado insistentemente que las armas de pulso electromagnético y otras aún más esotéricas como las de oscurecimiento constituirían el compás de apertura de la guerra nuclear. Un país así atacado a escala continental sufriría grave desarticulación de sus sistemas defensivos, y muy especialmente en sus radares y telecomunicaciones radioeléctricas. Pero, si bien todos los medios militares que se pueden proteger suelen estar protegidos, su efecto sobre la infraestructura civil resultaría tan devastador que un atacante podría optar por utilizar únicamente esta técnica para asestar un golpe terrible sin iniciar una guerra nuclear a gran escala.
Un solo cohete con una sola cabeza detonando en el espacio exterior, lejos de cualquier sistema antimisil del presente o del futuro próximo, puede provocar con facilidad esta clase de efectos a mayor o menor nivel. Hace tiempo que los científicos rusos y chinos publican abiertamente artículos sobre las posibilidades de construir armas de "súper-EMP", diseñadas específicamente con objeto de llevar esta clase diferente de destrucción a sus límites teóricos máximos. Para potencias que disponen desde hace décadas de tecnología de armas nucleares avanzadas, misiles balísticos y cohetes espaciales, el coste de tales opciones es ridículamente bajo. Incluso países mucho más atrasados como Corea del Norte podrían llevar a cabo un ataque de este tipo con éxito, lo que seguramente explica algunas realidades presentes de la política internacional.
Curiosamente, un ataque de pulso electromagnético sólo se puede realizar una vez, y luego hay que esperar a que la atmósfera se descargue para repetirlo: cuando el aire está altamente ionizado por la detonación precedente, los siguientes pulsos "se ponen a tierra" y no hacen gran cosa. Por este mismo motivo se prefieren armas de fisión de una sola etapa en vez de armas de fusión multietápicas, o se corre el riesgo de que el pulso generado por la pequeña carga iniciadora debilite los efectos de las siguientes etapas.
Por su capacidad para causar grandes daños en un área inmensa a un coste ridículo, de manera difícilmente evitable y con la hipotética posibilidad de desarticular por completo la sociedad atacada durante un periodo de tiempo indeterminado, es muy probable que este tipo de armas se utilizaran en cualquier conflicto que escalara al nivel nuclear.

Armas de pulso electromagnético no nucleares


Se han postulado diversas armas electromagnéticas de alcance reducido, con el propósito de realizar ataques selectivos contra una instalación o vehículo determinados. Ya en 1951, Andrei Sajárov y su equipo propusieron en la URSS un cierto generador por compresión de flujo mediante bombeo explosivo, que fue reproducido poco después en el Laboratorio Nacional Los Álamos estadoundense. Los generadores Marx usados en la investigación de los efectos del pulso electromagnético constituyen otra posibilidad, aunque son caros y voluminosos para una aplicación militar en el campo de batalla. Un dispositivo llamado vircator puede convertir con facilidad la energía producida por estos generadores en fuertes pulsos locales, con un alcance de decenas o cientos de metros.
No se ha documentado con claridad el uso de este tipo de armas en guerras reales, probablemente porque están envueltas en un velo de secreto, los sistemas militares suelen estar protegidos contra pulsos y las redes eléctricas civiles se suprimen con más facilidad y de manera más selectiva mediante el uso de bombas de grafito.

Defensa contra pulsos electromagnéticos
 Es conceptualmente sencillo proteger una instalación o equipo contra pulsos electromagnéticos, y en ocasiones hasta barato: si la defensa se implementa en la fase de diseño, puede llegar a encarecer el producto final en cantidades tan bajas como un 5% (aunque en otros casos llegue a superar el 100%). Sin embargo, esto sólo es aplicable a determinadas instalaciones y dispositivos, y una protección fuerte contra pulsos electromagnéticos militares presenta numerosos problemas de índole práctica (y económica).
Uno de estos problemas sustanciales radica en que, para proteger una instalación o equipo contra esta clase de ataque, la única aproximación verdaderamente eficaz consiste en encerrarlo en una caja o jaula de Faraday. Sin embargo, una jaula de Faraday perfecta resulta más fácil de decir que de hacer, sobre todo cuando hablamos de instalaciones voluminosas como una central eléctrica o telefónica, una estación de transformación, una refinería o una planta industrial. Entre otras cosas, requiere un costoso mantenimiento constante, para evitar que la humedad, la oxidación o incluso cosas como pequeños corrimientos de tierra que generen grietas en el subsuelo dejen un "paso libre" al pulso.
Otro problema importante radica en que las propias redes (eléctrica, telefónica, incluso la de aguas y alcantarillado...) pueden transportar el pulso con facilidad al interior de la instalación o dispositivo. Todo contacto con el exterior debe estar defendido con componentes dieléctricos, fusibles o disyuntores ultrarrápidos –raros y caros, pues como ya hemos mencionado las protecciones contra el rayo no sirven contra el componente E1 del pulso– o, incluso, mediante el uso de equipos totalmente autónomos situados dentro de la jaula.


Resulta especialmente complicado proteger los dispositivos provistos –externa o internamente– de antenas o de cableados o circuitos que actúen como una antena, dado que la naturaleza de las mismas es precisamente captar tanta energía electromagnética de la atmósfera como sea posible. Esta clase de aparatos quedarán destruidos con facilidad durante un ataque de esta naturaleza, e incluso pueden llegar a incendiarse o estallar. Prácticamente todos los equipos electrónicos que utilizamos cotidianamente y las redes que los alimentan son susceptibles de actuar como una antena.

Investigación de los pulsos electromagnéticos


Los procesos y efectos de los pulsos electromagnéticos de gran altitud se estudian fundamentalmente por dos vías. Una de ellas son los generadores Marx, capaces de inducirlos localmente sobre los equipos que se desea poner a prueba. De esta forma, se pueden descubrir sus efectos sobre cada aparato específico y sobre las protecciones que se les puedan haber implementado. Pese a que estos equipos son costosos y muy voluminosos, son numerosos los países que han trabajado con los mismos: Estados Unidos, la URSS y luego Rusia, China, el Reino Unido, Francia, Alemania, Holanda, Suiza e Italia.


Para comprender la manera como se generan estos pulsos y otros fenómenos similares de utilidad tanto civil como militar se utilizan las instalaciones del tipo del HAARP, tan del gusto de los conspiranoicos (aunque nunca sean capaces de acertar a qué se dedican realmente, y desde luego no tiene nada que ver con los terremotos). Tanto el HAARP norteamericano (con su potencia de 3,6 MW... hay cadenas de radio que emiten más energía) como la instalación rusa de Sura (190 MW, 53 veces más) o el EISCAT europeo (cerca de un gigavatio total) y algunos otros de menor potencia son equipos de calentamiento ionosférico por radiación electromagnética. Estas instalaciones permiten simular de manera limitada el bombeo de rayos gamma y X en las capas exteriores de la atmósfera característicos de una carga nuclear EMP (y también de un montón de fenómenos naturales, como la radiación solar).


Sin que el mundo lo supiera, las principales potencias han dispuesto durante más de cuarenta años de un arma capaz de acabar con la civilización tecnológica moderna en apenas una fracción de segundo. En vez de corregir discretamente esta debilidad, la evolución de las sociedades y los mercados hacia unas tecnologías cada vez más delicadas y una economía donde se tienden a presionar todos los costes a la baja han magnificado el riesgo de que un ataque así suprima radicalmente los medios técnicos de una nación moderna y la envíe de vuelta al siglo XIX... en un tiempo donde ya nadie recuerda cómo se sobrevivía en el siglo XIX. Al igual que ocurre con las armas nucleares, no hay manera de desinventar el pulso electromagnético; sólo queda protegerse contra él. La pregunta es si queremos. Si queremos pagarlo, claro.


Lee también la adenda a este artículo, con detalles y precisiones importantes


viernes, 16 de junio de 2017

LA CRISIS EN QATAR: OTRO TORPE INTENTO DE DEBILITAR A IRÁN POR PARTE DE LOS TRES ESTADOS CANALLAS (ACTUALIZADO)

por The Saker, en thesaker.is y Comunidad Saker Latinoamérica. Escrito para The Unz Review. Traducción de Leonardo Del Grosso





Primero, un rápido quién es quién
Probablemente nunca descubriremos lo que verdaderamente fue discutido entre Trump, los sauditas y los israelíes, pero no hay duda de que la reciente iniciativa saudita contra Qatar es el resultado directo de estas negociaciones. ¿Cómo sé eso? ¡Porque Trump mismo lo dijo! Como mencioné en una reciente columna, la catastrófica sumisión de Trump a los neoconservadores y sus políticas lo han dejado empantanado con el RAS (Reino de Arabia Saudita) y con Israel, otros dos estados canallas cuyo poder y, francamente, salud mental, están disminuyendo a cada minuto.
Mientras que el RAS y Qatar han tenido sus diferencias y problemas en el pasado esta vez, en lo que atañe a la magnitud de la crisis, ésta es mucho más grande que nada en el pasado. Este es un esquema tentativo y necesariamente aproximado de quién está apoyando a quién:

Apoyando a los saudíes (según Wikipedia)
Emiratos Árabes Unidos, Bahrein, Egipto, Maldivas, Yemen (significa el régimen pro-saudita en el exilio), Mauritania, Comores, Libia (el gobierno de Tobruk), Jordania, Chad, Djibouti, Senegal, Estados Unidos, Gabón.

Apoyando a Qatar (según yo)
Turquía, Alemania, Irán.

Los números están del lado saudí, pero ¿la calidad?

Preguntas, muchas preguntas
La situación es muy fluida y todo esto podría cambiar pronto, pero ¿no nota algo raro en la lista anterior? Turquía y Alemania apoyan a Qatar, aunque Estados Unidos apoya al RAS. Eso es, para los principales estados miembros de la OTAN, tomar una posición contra los EE.UU.
A continuación, mire la lista de apoyo a los saudíes: excepto los EE.UU. y Egipto, todos son militarmente irrelevantes (y los egipcios no se involucrarán militarmente de todos modos). No es así para los que se oponen a los saudíes, especialmente Irán y Turquía. Así que si el dinero está del lado de los saudíes, el poder de fuego está del lado de Qatar aquí.
Entonces, ¿Gabón? ¿Senegal? ¿Desde cuándo están involucrados estos dos en la política del Golfo Pérsico? ¿Por qué están tomando partido en este conflicto lejano? Un rápido vistazo a las 10 condiciones que los saudíes exigen que los cataríes cumplan, no nos ayudan a entender su participación:

1- Inmediata ruptura de las relaciones diplomáticas con Irán,
2- Expulsión de Qatar de todos los miembros del movimiento de resistencia palestina Hamas,
3- Congelamiento de todas las cuentas bancarias de miembros de Hamas y abstención de cualquier trato con ellos,
4- Expulsión de Qatar de todos los miembros de la Hermandad Musulmana,
5- Expulsión de los elementos anti-CCG[P] (Consejo de Cooperación del Golfo -Pérsico-),
6- Terminar el apoyo a las “organizaciones terroristas”,
7- Detener la interferencia en los asuntos de Egipto,
8- Cesar las transmisiones del canal de noticias Al Jazeera,
9- Pedir disculpas a todos los gobiernos del Golfo [Pérsico] por los “abusos” de Al Jazeera,
10- Prometer que (Qatar) no llevará adelante ninguna acción que contradiga las políticas del CCG[P] y adherir a su estatuto.

Los saudíes también entregaron una lista de individuos y organizaciones que quieren prohibir (ver aquí).
Mirando estas condiciones, queda bastante claro que Irán y los palestinos (especialmente Hamas) están en la lista de demandas. Pero ¿por qué Gabón o Senegal se preocuparían por esto?
Más interesante, ¿por qué ISRAEL no aparece como un país que apoya al RAS?
Como siempre, hacia adentro los propios israelíes son mucho más honestos acerca de su papel en todo esto. Bueno, tal vez no dicen “lo hicimos”, pero escriben artículos como “Cinco razones por las que Israel debe preocuparse por la crisis de Qatar”, que enumera todas las razones por las que los israelíes están maravillados:

1- Esto a Hamas le duele
2- Esto acerca a Israel con Arabia Saudita, Egipto y el Golfo
3- Esto muestra que la influencia estadounidense está de regreso en la región
4- Esto deslegitima al terrorismo
5- Esto refuerza la mano de Israel en general y el gobierno de Israel en particular

¿Qué hay de los Estados Unidos? ¿Ellos se benefician realmente con esta crisis?
Estados Unidos tiene en Qatar lo que podría ser la mayor base de la USAF en todo el mundo, la Base Aérea de Al Udeid. Además, la sede central de avanzada del CENTCOM de los Estados Unidos también se encuentra en Qatar. Decir que estas son infraestructuras cruciales de Estados Unidos es un sobreentendido -alguno podría argumentar que éstas son las instalaciones militares estadounidenses más importantes en cualquier parte del mundo fuera de los Estados Unidos. Por lo tanto, lógicamente, uno podría concluir que lo último que los EE.UU. desearían es cualquier tipo de crisis o incluso tensiones en cualquier lugar cerca de instalaciones tan vitales, sin embargo es muy claro que los saudíes y los estadounidenses están actuando al unísono contra Qatar. Esto no tiene sentido, ¿verdad? Correcto. Pero ahora que Estados Unidos se ha embarcado en una fútil política de escalada militar en Siria, no debería sorprendernos que los dos principales aliados de Estados Unidos en la región estén haciendo lo mismo.
Además, ¿hubo alguna vez un momento en el que las políticas de la Administración Trump en Oriente Medio tuvieran algún sentido lógico? Durante la campaña electoral fueron, digamos, 50/50 (excelente sobre ISIS, sencillamente estúpidas sobre Irán). Pero desde el golpe de enero contra Flynn y la capitulación de Trump hacia los neocons todo lo que hemos visto es un tipo de estupidez delirante tras otro.
Objetivamente, la crisis en torno de Qatar no es buena para los Estados Unidos. Pero eso no significa que una Administración que ha sido tomada por duros ideólogos esté dispuesta a aceptar esta realidad objetiva. Lo que tenemos aquí es una administración muy débil conduciendo un país que se debilita rápidamente y que intenta desesperadamente demostrar que aún puede tirar mucho peso. Y si eso es, de hecho, el plan, es uno muy malo, uno que está destinado al fracaso y uno que dará lugar a muchas consecuencias no deseadas.

Volviendo al mundo real
Lo que Ud. tiene aquí es un caso severo de humos y espejos y lo que realmente ocurre es, una vez más, un torpe intento de debilitar a Irán por parte de los Tres Estados Canalla (EE.UU., Arabia Saudita, Israel).
Por supuesto, hay otros factores que contribuyen a esto, pero el gran asunto, el núcleo del problema, es lo que yo llamaría la rápidamente creciente “atracción gravitacional de Irán” y la correspondiente “desintegración orbital” de toda la región en la medida de su cercanía con Irán. Y para empeorar las cosas, los Tres Estados Canallas están perdiendo visible e inexorablemente su influencia sobre la región: Estados Unidos en Irak y Siria, Israel en Líbano y Arabia Saudí en Yemen -los tres se han embarcado en operaciones militares que terminaron siendo abyectos fracasos y que, lejos de demostrar que estos países eran poderosos, mostraron lo débiles que realmente son. Peor aún es el hecho de que los saudíes se enfrentan a una grave crisis económica sin fin a la vista, mientras que Qatar se ha convertido en el país más rico del planeta, sobre todo gracias a un inmenso campo de gas que comparte con Irán.
Podría parecer que Qatar no es una amenaza tan grande para Arabia Saudita después de todo, siendo -a diferencia de Irán- otro país salafista, pero en realidad esto es sólo un aspecto del problema: en los últimos decenios los Qataríes han sentido cómo su nueva riqueza les da medios completamente desproporcionados con su tamaño físico: no sólo crearon el imperio mediático más influyente del Medio Oriente, al-Jazeera, sino que incluso se embarcaron en una política exterior propia que los convirtió en protagonistas clave en las crisis en Libia, Egipto y Siria. Y sí, Qatar se convirtió en uno de los principales partidarios del terrorismo, pero también lo son Estados Unidos, Arabia Saudita o Israel, de modo que eso es sólo un pretexto hueco. El verdadero “crimen” de Qatar fue negarse, por razones puramente pragmáticas, a unirse a la masiva campaña contra Irán impuesta a la región por Arabia Saudita e Israel. A diferencia de la larga lista de países que tuvieron que expresar su apoyo a la posición saudita, los qataríes pudieron tener los medios para decir simplemente “no” y trazar su propio rumbo.
Ahora lo que los saudíes esperan es que Qatar ceda ante las amenazas y que la coalición liderada por los saudíes prevalezca sin tener una guerra “caliente” contra Qatar. La probabilidad de que lleguen a este resultado es una suposición, pero yo personalmente soy más bien escéptico (más sobre esto más adelante).

¿Qué pasa con Rusia en todo eso?
Los rusos y los cataríes han chocado cabezas muchas veces, sobre todo en Siria y Libia, donde Qatar desempeñó un papel extremadamente tóxico, siendo los principales financistas de varios grupos terroristas takfiríes. Además, Qatar es el principal competidor de Rusia en muchos mercados de GNL (gas natural licuado). Hubo también otras crisis entre los dos países, incluyendo lo que parece ser un asesinato ruso del líder terrorista checheno Zelimkhan Yandarbiyev y los posteriores tortura y juicio de dos empleados de la embajada rusa acusados de estar involucrados en el asesinato (fueron sentenciados a prisión perpetua y eventualmente serán enviados de vuelta a Rusia). Aún así, los rusos y los cataríes son pueblos eminentemente pragmáticos y los dos países mantienen predominantemente una relación cordial, aunque cuidadosa, relación que hasta incluye algunos emprendimientos económicos conjuntos.
Es muy improbable que Rusia intervenga directamente en esta crisis a menos que, por supuesto, Irán sea atacado directamente. La buena noticia es que un ataque directo contra Irán es improbable, ya que ninguno de los Tres Estados Canalla realmente tiene estómago para enfrentarse a Irán (y Hezbolá). Lo que Rusia hará es utilizar su poder blando, político y económico, para probar de ir incorporando lentamente a Qatar dentro de la órbita rusa de acuerdo con la estrategia semi-oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia que es “convertir a los enemigos en neutrales, neutrales en amigos, amigos en aliados”. Al igual que con Turquía, los rusos con mucho gusto ayudarán, sobre todo porque saben que esta ayuda les va a dar una influencia muy valiosa en la región.

Irán, el verdadero objetivo de todo
Los iraníes ahora están diciendo abiertamente que el reciente ataque terrorista en Teherán fue ordenado por Arabia Saudita. Técnicamente hablando, eso significa que Irán está ahora en guerra. En realidad, Irán es la verdadera superpotencia local que actúa con calma y moderación: los iraníes comprenden plenamente que este último ataque terrorista es un signo de debilidad, si no de desesperación, y que la mejor reacción es actuar de la misma manera que como los rusos reaccionaron ante los atentados con bomba en San Petersburgo: mantenerse enfocado, tranquilo y decidido. Al igual que los rusos, los iraníes también se han ofrecido a enviar comida a Qatar, pero es poco probable que intervengan militarmente a menos que los saudíes realmente se vuelvan locos. Además, con las fuerzas turcas pronto desplegadas en Qatar, los iraníes no tienen ninguna verdadera necesidad de ninguna exhibición de poder militar. Yo diría que el simple hecho de que ni EE.UU. ni Israel se hayan atrevido a atacar directamente a Irán desde 1988 (desde que la Fuerza Aérea de los EE.UU. derribara el avión de pasajeros Airbus 655 de Iran Air) constituye la mejor prueba del verdadero poder militar de Irán.

Entonces, ¿hacia dónde nos dirigimos?
Eso es realmente imposible de predecir, aunque sólo sea porque las acciones de los Tres Estados Canalla difícilmente puedan ser descriptas como “racionales”. Sin embargo, suponiendo que nadie se vuelva loco, mi sensación personal es que Qatar prevalecerá y que fracasará el último intento saudí de probar lo poderoso que es el Reino, al igual que todos los anteriores (en Bahrein 2011, Siria 2012 o Yemen 2015). El tiempo tampoco está del lado de los saudíes. En cuanto a los cataríes, ya han indicado claramente que no están dispuestos a rendirse y que lucharán. Los saudíes ya han tomado la escandalosa decisión de imponer un bloqueo a un país musulmán durante el mes sagrado de Ramadán. ¿Realmente escalarán y cometerán un acto de agresión contra un país musulmán durante ese mes? Podrían, pero es difícil de creer que incluso podrían ignorar a la opinión pública musulmana. Pero si no lo hacen, entonces su operación perderá mucho ímpetu mientras que a los qataríes se les dará tiempo para prepararse política, económica, social y militarmente. Qatar puede ser pequeño, y los propios cataríes no son muy numerosos, pero sus inmensos bolsillos les permiten alinear rápidamente cualquier cantidad de proveedores y contratistas dispuestos a ayudarlos. Este es el caso donde las famosas “fuerzas del mercado” actuarán a favor de Qatar.
El ministro de Asuntos Exteriores catarí es aguardado en Moscú el sábado y es bastante obvio en torno de qué girarán las conversaciones: mientras Rusia no pondrá todo su peso político para apoyar a los cataríes, el Kremlin podría aceptar convertirse en un mediador entre el RAS y Qatar. Si eso sucede, esa sería la última ironía: el principal resultado de la operación saudita-israelí-estadounidense hará que Rusia sea un actor aún más influyente en la región. En cuanto a Qatar, el resultado de esta crisis probablemente se articulará a lo largo de líneas nietzscheanas: “Lo que no nos mata, nos hace más fuertes”.

Conclusión
Veo esta última crisis como otro intento desesperado por parte de los Tres Estados Canallas de probar que siguen siendo el tipo más grande y malo de la manzana y, al igual que los anteriores, pienso que fallará. Por ejemplo, simplemente no veo a los cataríes cerrando al-Jazeera, una de sus “armas” más poderosas. Tampoco veo que rompan todas las relaciones diplomáticas con Irán, ya que esos dos estados están unidos por la cadera por el inmenso campo de condensación de gas de South Pars. La inmensa riqueza de los cataríes también significa que tienen partidarios muy poderosos en todo el mundo que en este momento, al escribir estas líneas, están probablemente en el teléfono haciendo llamadas a personas muy influyentes e indicándoles, en términos que no dejan lugar a ninguna duda, que Qatar no debe ser ensuciado.
Si para algo servirá esta crisis será sólo para empujar a Qatar más lejos hacia el cálido abrazo de otros países, incluyendo Rusia e Irán, y para debilitar más a los saudíes.
Los Tres Estados Canallas tienen el mismo problema: su capacidad militar para amenazar, intimidar o castigar se está erosionando rápidamente y cada vez menos países les temen. Su mayor error es que en vez de intentar adaptar sus políticas a esta nueva realidad, ellos siempre optaron por doblar la apuesta una y otra vez, aunque fallen cada vez, haciéndolos parecer aún más débiles y su situación inicial aún peor. Esta es una espiral descendente muy peligrosa y, sin embargo, los Tres Estados Canalla parecen incapaces de diseñar ninguna otra política.
Terminaré esta columna comparando lo que los Presidentes Putin y Trump están haciendo en estos días, ya que encuentro esta comparación altamente simbólica de la nueva era en la que vivimos: Trump, después de bombardear unos cuantos “técnicos” (camiones 4×4 con una ametralladora) y camiones en Siria, procedió a twitear que Comey era un mentiroso y un extraviado. En cuanto a Putin, participó en la última reunión de la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS), la que dio la bienvenida como miembros de pleno derecho tanto a Pakistán como a la India. Ahora, la OCS representa ahora más de la mitad de todas las personas que viven en nuestro planeta y una cuarta parte del PBI mundial. Se puede pensar en ella como el “otro G8”, o el “G8 que importa”.

la versión rusa del G-8: la OCS, “el G-8 que importa”

Yo sostengo que esta rápida comparación de agenda realmente me dice todo.

JFK A LOS 100

por Paul Craig Roberts, en Instituto para la Economía Política y Comunidad Saker Latinoamérica. Traducción de Leonardo Del Grosso



Este Memorial Day, lunes 29 de Mayo, es el 100 aniversario del nacimiento de John Fitzgerald Kennedy, el presidente número 35 de los Estados Unidos.
JFK fue asesinado el 22 de Noviembre de 1963, cuando se acercaba al final de su tercer año en el cargo. Investigadores que emplearon años estudiando las evidencias han concluído que el presidente Kennedy fue asesinado por una conspiración entre la CIA, el Estado Mayor Conjunto y el Servicio Secreto (lea, por ejemplo, JFK y lo inconfesable, de James W. Douglass).
Kennedy entró a su cargo como un contendiente de la guerra fría, pero de su interacción con la CIA y los jefes del Estado Mayor aprendió que el complejo militar/de seguridad tenía una agenda de su propio interés y era un peligro para la humanidad. Comenzó a trabajar para bajar las tensiones con la Unión Soviética. Su rechazo a los planes de invadir Cuba, del proyecto Northwoods, de un ataque nuclear preventivo contra la Unión Soviética, y su intención de retirarse de Vietnam después de su reelección, junto con algunos de sus discursos señalando un nuevo enfoque de la política exterior en la era nuclear (ver, por ejemplo, https://www.jfklibrary.org/Asset-Viewer/BWC7I4C9QUmLG9J6I8oy8w.aspx), convencieron al complejo militar/de seguridad de que él era una amenaza para sus intereses. Los conservadores de la Guerra Fría lo consideraban ingenuo hacia la Amenaza Soviética y una carga para la seguridad nacional de los EEUU. Estas fueron las razones de su asesinato. Estas ideas se grabaron sobre piedra cuando Kennedy anunció, el 10 de Junio de 1963, negociaciones con los soviéticos respecto de un tratado sobre pruebas nucleares y la interrupción, por parte de los Estados Unidos, de los tests nucleares en la atmósfera.
Para el encubrimiento, la historia Oswald nunca tuvo ningún sentido y fue contradicha por todas las evidencias, incluso los registros del asesinato realizados por turistas. El presidente Johnson había encubierto el asesinato no porque él fuera parte de ello o porque quisiera estafar voluntariamente al pueblo estadounidense, sino porque hacer conocer a los estadounidenses la verdadera historia habría afectado su confianza en su gobierno en un momento crítico de las relaciones entre la Unión Soviética y los Estados Unidos. Para que el encubrimiento tuviera éxito, Johnson necesitaba la credibilidad del presidente de la Corte Suprema de los Estados Unidos, Earl Warren, para que encabezara la comisión para encubrir el asesinato. Warren comprendió el impacto devastador que la verdadera historia tendría sobre el público y su confianza en el liderazgo militar y de seguridad nacional y en los aliados de los EEUU.
Como ya informé con anterioridad, Lance deHaven-Smith, en su libro “Teoría de la Conspiración en Estados Unidos”, muestra que la CIA introdujo la “teoría de la conspiración” en su léxico político como una técnica para desacreditar al escepticismo respecto del informe de la Comisión Warren. El autor del libro suministra los documentos de la CIA que describen cómo la agencia usó sus medios de comunicación afines para controlar la explicación.
El término “teoría de la conspiración” ha sido usado desde entonces tanto para validar falsas explicaciones como para desacreditar explicaciones verdaderas.
El presidente Kennedy también determinó la exigencia de que el lobby israelí se registrara como agente extranjero y el bloqueo a la adquisición de armas nucleares por parte de Israel. http://www.voltairenet.org/article178401.html
El Memorial Day es cuando los estadounidenses rinden honores hacia aquellos que murieron por su país durante su servicio en las fuerzas armadas. JFK cayó mientras servía las causas de la paz y el desarme nuclear. En un discurso dirigido a las Naciones Unidas en 1961, el Presidente Kennedy dijo:
“Hoy todos los habitantes de este planeta deben contemplar el día en el que este planeta no será más habitable. Cada hombre, mujer y niño, vive bajo una espada de Damocles nuclear, colgada de los hilos más delgados, capaces de ser cortados en cualquier momento por accidente o error de cálculo o por demencia. Las armas de guerra deben ser abolidas antes de que ellas nos abolen a nosotros. Por lo tanto, es nuestra intención desafiar a la Unión Soviética no a una carrera armamentista sino a una carrera hacia la paz -para avanzar juntos paso a paso, etapa por etapa, hasta que un desarme general y completo sea conseguido”.
El discurso de Kennedy fue bien recibido en casa y en el exterior y obtuvo una respuesta favorable y de respaldo del líder soviético Nikita Khrushchev, pero causó consternación entre los halcones de la guerra del Estado Mayor Conjunto. Los Estados Unidos iban adelante en términos de número de cabezas nucleares y sistemas de entrega, pero ese liderazgo fue la base de los planes militares estadounidenses de un ataque nuclear sorpresa contra la Unión Soviética http://prospect.org/article/did-us-military-plan-nuclear-first-strike-1963. Además, muchos creían que el desarme nuclear removería el obstáculo para que el ejército soviético invadiera Europa Occidental. Los halcones de la guerra consideraban a esa eventualidad como una amenaza mayor que el armageddon nuclear. Muchos en los altos círculos militares consideraban al presidente Kennedy como un debilitamiento en el cara a cara de Estados Unidos con la Unión Soviética.
El asesinato del presidente Kennedy tuvo un enorme costo para el mundo. Kennedy y Khrushchev habrían elevado su colaboración desde la desactivación de la Crisis de los Misiles en Cuba hacia la finalización de la Guerra Fría mucho antes de que el complejo militar/de seguridad adquiriera su control de hierro sobre el gobierno estadounidense. A Israel le habrían denegado tener armas nucleares y la designación del lobby de Israel como agente extranjero habría prevenido el fuerte control de Israel sobre el gobierno de los Estados Unidos. En su segundo mandato, JFK habría roto a la CIA en mil pedazos, una intención que él expresó a su hermano Roberto, y el Estado profundo habría sido acabado antes de que terminara siendo más fuerte que el presidente.
Pero el complejo militar/de seguridad pegó primero y dio un golpe de Estado que anuló todas estas promesas y terminó con la democracia estadounidense.

EL SBU LIMPIA RASTROS DESPUÉS DE QUE LA FUERZA AÉREA UCRANIANA DERRIBA AL MH17 (PARTE II)

por Scott Humor, director de Investigación y Desarrollo de The Saker, en http://thesaker.is/sbu-cleans-up-after-ukrainian-air-force-shoots-down-mh17/. Publicado en Comunidad Saker Latinoamérica. Traducción de Leonardo Del Grosso

Enlace a Parte I



desde el Maidan en 2014, la CIA y el SBU comparten la sede en Kiev

Algunas notas sobre los materiales publicados:

Tras la publicación de estos documentos por el periódico Sovershenno Secretno, algunos observadores señalaron que estos documentos son muy probablemente falsos, debido a la referencia utilizada en el Documento N. ° 3, donde el General V.S. Gritsak se refiere a la república popular de Donetsk como un “держава” que significa un estado, él también utiliza las palabras “державні установ” que significa “organización del estado”.
Sin embargo, esta fórmula exacta para la identificación de las repúblicas de Donetsk y Lugansk ha sido utilizado por el sistema judicial de Ucrania y en la aplicación de la ley desde el 11 de mayo de 2014, cuando el referéndum de la República de Donetsk anunció la soberanía de jure de la DPR (República Popular de Donetsk).
El registro estatal unificado de las decisiones judiciales de Ucrania informó que el 23 de abril de 2016 el tribunal de distrito Oktyabrsky de Poltava emitió un certificado de defunción para un ciudadano de la República de Donetsk. En el documento el tribunal utiliza el siguiente texto “c. Donetsk de la República Popular de Donetsk“.
El hecho de que un tribunal de distrito en Ucrania estaba usando el nombre de la “república” tan despreocupadamente causó una gran impresión cuando el documento fue finalmente descubierto en abril de este año.
Ucrania tiene una manera muy poco ortodoxa de determinar qué países pertenecen a la categoría de países vecinos. De acuerdo con los gastos militares y su distribución en la destacada y vecina Ucrania, el gráfico de los Estados de 2004 publicado en el sitio web oficial de las fuerzas armadas ucranianas, vecinos con los Estados ucranianos son Turquía, Polonia y Hungría.
Teniendo en cuenta que éstos y muchos otros documentos oficiales, documentos y gráficos han sido producidos para Ucrania por la CIA y sus contratistas privados, también conocidos como personas que no conocen la geografía, esto todavía no alcanza a explicar por qué el subdirector del SBU (Servicio de Seguridad de Ucrania) usó el término “estado vecino” en referencia a Donetsk mientras ordenaba la realización de las operaciones especiales de inteligencia allí.
Puede haber varias explicaciones diferentes de por qué el SBU se refiere a la DPR como un estado y a sus líderes como los “cuerpos gubernamentales” y los trata como estados extranjeros, contra los que el SBU ha estado llevando a cabo una “operación antiterrorista o ATO” que fue lanzada oficialmente en la víspera del 13 de abril por el presidente provisional interino de la Rada, Turchynov.
Creo que el SBU en el verano de 2014 usó el término “суміжні держави” (estado vecino) en referencia a la DPR en el párrafo 1 del Documento No.3 incorporado a continuación, porque este término protegía a las autoridades de Kiev y del SBU contra las denuncias de que estaban utilizando a las fuerzas armadas regulares de Ucrania contra los ciudadanos ucranianos, un movimiento que normalmente los calificaría como un régimen represivo y villano.
Utilizando esta pérfida gimnasia verbal del régimen de Kiev, el SBU, que ha estado bajo el control de la CIA, se cubrió contra las denuncias de las víctimas, mientras que han estado usando el tercer ejército más grande del mundo para atacar a la población de dos ciudades y pueblos circundantes.
Hay un aspecto, pero un aspecto muy importante, de la tragedia ucraniana, que debe se tenido en cuenta al tratar de comprender la configuración de la operación de guerra de Ucrania. Los referendos en Donetsk y Lugansk que tuvieron lugar el 11 de mayo de 2014 eligieron la soberanía de las repúblicas. Las repúblicas celebraron los referendos incluso después de que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, les pidiera públicamente que no celebraran esos referendos. Si lo recuerdo correctamente, los dirigentes de las repúblicas de la época respondieron que Putin no era su presidente para decirles qué hacer. Muchas veces después de que Putin dijo que el gobierno ruso vio a las repúblicas como partes de Ucrania, y que las repúblicas deben alcanzar un estatus autónomo dentro de Ucrania, Putin incluso fue acusado de “intentar empujar a las repúblicas de vuelta a Ucrania“.
Él no explicó por qué estaba en contra del referéndum por la soberanía de las repúblicas. Ahora podríamos entender lo que él, siendo un oficial de inteligencia y un experto en derecho, veía entonces. Los documentos del SBU filtrados revelan exactamente cómo la junta militar en Kiev estaba utilizando la proclamada independencia de las repúblicas para encubrir sus crímenes de guerra contra los civiles.
Sobre la base del argumento ganador que el equipo jurídico de Rusia presentó recientemente en el Tribunal Penal Internacional titulado el argumento presentado por la Federación de Rusia en el asunto relativo a la aplicación del Convenio Internacional para la Supresión de la Financiación del Terrorismo y del Convenio Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial (Ucrania vs. Federación de Rusia), todo lo que ocurrió en Ucrania a partir del Maidan, fue obra del propio régimen de Kiev.

===========================

Términos y abreviaturas usados en los documentos

ГУ/GU – Главное управление, Dirección General

ВКР/VKR – военной контрразведки, Contrainteligencia Militar

ДКР/DKR – Департамента контрразведки, Dirección General de Contrainteligencia Militar

SBU – Servicio de Seguridad de Ucrania

СЗР/SZR szru.gov.ua – Служба зовнішньої розвідки – Servicio de Inteligencia Exterior de Ucrania

El Departamento de Protección de la Contrainteligencia de la Economía Nacional DKZED, un departamento líder dentro del SBU

SBU de Ucrania, su estructura y gestión, en ruso

La sede del SBU en Kiev toma un bloque entero en el centro de la ciudad

Sitio web oficial sbu.gov.ua

Publicación original en ruso

============================

Document No. 3 Dated June 24 2014


Dos sellos, un sello cuadrado y un sello redondo, dicen ambos “servicios de seguridad de Ucrania”, en lengua ucraniana.

Clasificados: Top secret
Servicio de Seguridad de Ucrania Copia Nº 1
Oficina del Inspector General
Ref. Nº 1/1038
24.07.2014

APROBADO POR
Primer jefe adjunto
del Servicio de Seguridad de Ucrania
Coronel General V.S. Gritsak
24 de julio de 2014

Adición al Plan para las principales medidas de organización, contrainteligencia e investigación especial del Departamento de Contrainteligencia (en la ciudad de Lugansk) del SBU y unidades de fuerzas especiales de ATO para el segundo semestre de 2014.

1. Reacción contra la actividad de inteligencia.


1.1 Junto con DVKR (el Departamento de Contrainteligencia Militar – Ed.) del SBU para establecer (durante el 3er. trimestre del año) centros de inteligencia de objetos situados en el territorio fronterizo que realicen inteligencia técnica y humana contra Ucrania, para asegurar (durante el tercer trimestre) el estudio de su personal durante la posible visita a Ucrania.
Ejemplo: SBU DKR , SBU DVKR.
I.c .: Kondratyuk V.V.

1.2 En el marco de la ATO, en cooperación con la SBU DKR, para llevar a cabo (durante el tercer trimestre) infiltraciones técnicas en los organismos gubernamentales del Estado vecino (DPR), desde cuya posición se están realizando actividades de inteligencia contra Ucrania.
Ejemplo: SBU DKR, SBU DVKR.
I.c .: Kondratyuk V.V.

2. Bloqueo de acciones de inteligencia de servicios especiales de la Federación Rusa, incluyendo las realizadas desde la posición de servicios especiales de la autoproclamada DPR.
En cooperación con el DVKR del SBU, para la detección, documentación y terminación de las actividades de inteligencia del Servicio Federal de Seguridad (FSB), que lleva a cabo sus operaciones utilizando las posiciones de las unidades armadas de la DPR contra Ucrania, para infiltrar (durante el segundo semestre del año) al personal y la red de agentes de control de la seguridad del Estado de la DPR sobre la base de las medidas de inteligencia reveladas por el servicio especial extranjero nombrado.
Ejemplo: SBU DKR, SBU DVKR.
I.c .: Kondratyuk V.V.

3. Sobre las contramedidas para las actividades de inteligencia de los servicios especiales de la Federación Rusa.

Junto con la DBKR del SBU para documentar y terminar (durante este año) las actividades de los servicios especiales de la Federación Rusa que operan bajo la cobertura de las fuerzas militares de la DPR, así como las estructuras estatales y no gubernamentales que se encuentran en el territorio de Ucrania, pero tienen una influencia de las fuerzas militares de los servicios especiales de la Federación Rusa desde las posiciones de la DPR.
Ejemplo: SBU DKR, SBU DVKR.
I.c .: Kondratyuk V.V.

4. En la línea de la protección de contrainteligencia en relación con las operaciones especiales estatales realizadas en el marco de las ATO en interés del Estado, así como medidas de contrainteligencia contra los servicios especiales extranjeros y prevención contra sus acciones perjudiciales a nuestro Estado.

Conjuntamente con la DKR del SBU, la DVKR del SBU y las fuerzas especiales para las ATO con el propósito de la oportuna detección, prevención y terminación de las actividades de inteligencia de los servicios especiales extranjeros en las áreas de realización de operaciones especiales para asegurar el monitoreo de presencia foránea (ciudad de Torez, pueblo de Grabovo). En el marco de las ATO tomar especiales medidas para destruir cualquier rastro de la realización de la operación especial. Obtener información sobre la presencia de posibles testigos entre los residentes del distrito, los militares y otros. Usar medidas preventivas eficaces.
Ejemplo: SBU DKR, SBU DVKR.
I.c.: Kondratyuk V.V.

5. En la línea de contramedidas hacia los servicios especiales de la Federación Rusa.

Conjuntamente con la DKR del SBU y la DVKR del SBU indentificar (durante el tercer trimestre) individuos del personal militar portando o transfiriendo información protegida por el Estado, obtener las pruebas de su cooperación con los agentes de inteligencia residentes en la DPR. Sobre la base de las pruebas, detenerlos para más cambios criminales.
Ejemplo: SBU DKR, SBU DVKR.
I.c.: Kondratyuc V.V.

6. En conjunto con la DKR del SBU, proveer una implementación del plan comprehensivo de protección de contrainteligencia del SZR de Ucrania para 2014.

<…>

V. Kondratyuk
«24» de Julio de 2014


[Como se ve en este documento clasificado, el primer comisario del SBU y el jefe del Centro Antiterrorista del SBU, Coronel General Vasily Gritsak, directa y francamente ordena el comando “Ataque” para llevar a cabo “medidas especiales para destruir la evidencia de la operación especial”. Sugiere el “uso de medidas preventivas efectivas” contra posibles testigos, independientemente de si eran residentes civiles locales o efectivos militares. ¿Podría ser que esto incluyera en tales medidas el hecho de que el sargento Vyacheslav fue asesinado por un francotirador? – nota de un editor]

Documento nº 4, 28 de Junio de 2014

Membrete del Servicio de Seguridad de Ucrania
Marcado en la esquina superior derecha como Top secret
Oficina del Inspector General Copia Nº 1
28.07.2014 Nº о/l-147
Personalmente
Al Jefe del Departamento de KR

Respecto de la realización de las operaciones especiales

En cumplimiento de las instrucciones y órdenes del Jefe del Servicio de Seguridad de Ucrania, de conformidad con el plan para la ejecución de operaciones especiales llevadas a cabo en el marco de las ATO en el territorio de la región de Donetsk (pueblo de Grabovo) le requiero instrucciones para los jefes de las unidades de la Oficina del SBU en la región de Donetsk y de las unidades especiales de las fuerzas armadas de Ucrania sobre la destrucción de cualquier material que indique violaciones de la ley por parte del personal y efectivos de las fuerzas armadas de Ucrania.

Además, de acuerdo con el plan de la organización principal, la KR y las ORZ (contrainteligencia y medidas operacionales de investigación – Ed.) de la DKR del SB de Ucrania de 20.07.2014 Nº 1/1-837 aprobado por el Primer Jefe Adjunto del Servicio de Seguridad de Ucrania, Coronel General Gritsak V.S., implementar:

– medidas profilácticas efectivas entre los testigos de la operación especial del 17 de julio de 2014 (identificación y detención de testigos de explosión de avión civil);

– Rotar (reagrupar) a los efectivos militares que fueron desplegados en el territorio de la aldea Grabovo, región de Donetsk; [La rotación en las fuerzas armadas ucranianas podría significar reemplazo o despliegue a una región diferente – traductor.]

– como parte de una operación especial, destruir todos los materiales que indiquen la presencia de aviones de combate y su despliegue de misiones de combate en la zona especificada el 17 de julio de 2014;

– realizar medidas profilácticas (preventivas) y la rotación de los efectivos del escuadrón de la fuerza aérea que realizaron vuelos en el área especificada. En particular, los militares de la Brigada Aérea Nº A-4104, ciudad de Chuguev, región de Járkov. [Véanse las notas del traductor más abajo.]

<…>

Jefe de la Oficina del Inspector General A. Kalyuzhnyak





«Destruir cualquier material que indique la presencia de aviones de combate y la realización (por éstos) de las misiones de combate en el área especificada el 17 de julio de 2014». Una firma. Un sello oficial. ¿Qué es esto si no una sentencia firmada personalmente para el cínico ocultamiento, y un encubrimiento de uno de los crímenes más atroces del siglo XXI?
La Oficina del Inspector General es la unidad estructural que ocupa la posición más alta en la jerarquía del Servicio de Seguridad de Ucrania. Esta Oficina está encargada de supervisar la implementación de todas las órdenes importantes de la dirección del SBU. Las órdenes y decretos de la Oficina son vinculantes. El Jefe de la Oficina del Inspector General, General Kalyuzhnyak, reporta directamente al Jefe del SBU, Valentin Nalivaichenko, y Nalivaichenko al Presidente Poroshenko.

LOS PERPETRADORES LÍDERES DE LA “LIMPIEZA”
Es interesante mirar, si no directamente a los ojos, por lo menos en las biografías de los altos funcionarios del SBU que dieron estas órdenes criminales.

Gritsak, Vasily Sergeevich (Грицак Василь Сергійович) – 1967

 Después del servicio prestado a Petro Poroshenko en la destrucción de las pruebas de los cazas que llevaron a cabo la misión de combate cerca de la aldea de Grabovo el 17 de julio de 2014, la carrera de Vasily Gritsak ascendió rápidamente. El 2 de julio de 2015 fue nombrado Jefe del SBU en lugar de Nalivaichenko. El 25 de marzo de 2016 recibió el rango de General del Ejército ucraniano.
Gritsak comenzó el servicio en 1990 en los órganos de la KGB de la URSS con el rango de sargento. Después de que Ucrania obtuvo su independencia, se elevó hasta convertirse en el jefe de la Dirección Principal del SBU para Kiev y para la región de Kiev, y en diciembre de 2009 fue nombrado primer subdirector del SBU y jefe de la Oficina Principal “K” (unidad anti-corrupción).
En marzo de 2010 Gritsak fue despedido inesperadamente del SBU, pero se mantuvo alistado. Durante cuatro años él manejó la seguridad personal para el oligarca-confitero Petro Poroshenko. Cuando Poroshenko se convirtió en presidente, el 7 de julio de 2014, su “licznik” Gritsak fue devuelto al SBU, esta vez como primer director adjunto del SBU y jefe del Centro Anti-Terrorista del SBU para resolver el problema con el Boeing. Para el periódico “RBC-Ucrania”, el general Gritsak es considerado como “cien por ciento hombre del presidente Poroshenko”.

Kalyuzhnyak Anatoly (Анатолій Калюжняк) – 1962

Jefe de la Oficina del Inspector General del SBU. El autor de la inolvidable idea de “medidas profilácticas eficaces” contra cualquier testigo. Nació en la región de Khmelnitsky, en 1988 se graduó en el Instituto de Derecho de Járkov. En 1990 se unió a la KGB de la URSS. Ejerció el cargo de jefe adjunto del Departamento Anticorrupción de la oficina regional Khmelnitsky del SBU. En 2005, con el rango de coronel se convirtió en el jefe de la oficina de Kremenchug del SBU.
En abril de 2012 fue nombrado Director Adjunto de la oficina central “K” del SBU. A principios de 2014, Kalyuzhnyak sirvió como subdirector de la Oficina del Inspector General del SBU. En este papel, testificó en las audiencias de abril de 2014 de la Comisión Provisional de Investigación de la Rada sobre los asesinatos en masa durante el Maidán.

Kondratyuk, Valiry Vitalyevich (Кондратюк Валерій Віталійович) – nacido en 1970

Como resultado de esta operación especial, después de Gritsak, la mayoría de los beneficios fueron para el Jefe del Departamento de Contra-Inteligencia del SBU, General Kondratyuk. El mismo Kondratyuk, que recibió la orden “en el marco de las ATO ejecutar medidas especiales para destruir cualquier prueba de la realización de la operación especial”.
Un año después de esta “limpieza”, el 27 de julio de 2015, fue nombrado por decreto presidencial como jefe de la Oficina Principal de Inteligencia del Ministerio de Defensa de Ucrania. Un año más tarde, el 15 de octubre de 2016, Poroshenko designó a Kondratyuk como jefe adjunto de su administración presidencial.
Valery Kondratyuk se graduó en el Comando Superior de Armas Combinadas de Kiev siendo nombrado dos veces Escuela Bandera Roja después de M.V. Frunzein en 1991. Durante algún tiempo sirvió para el SBU, pero fue expulsado con prejuicios. Según el periodista ucraniano Vladimir Boyko, Kondratyuk fue expuesto por la Oficina de Seguridad Interna del SBU como un agente de los servicios especiales de los EE.UU. Sin embargo, después de los acontecimientos en Maidán él fue restablecido en el SBU. El hecho de su trabajo para los Estados Unidos, que antes se consideraba traición, después del Maidán se convirtió en una parte honoraria de su biografía. Recordemos que Gritsak también fue purgado de las filas de oficiales de contrainteligencia en 2010, y ahora es el jefe del SBU.

Mikhail Grek

Este es el coronel que organizó una persecución sobre “Katsap” – el testigo que tenía pruebas de que el ejército y las fuerzas aéreas ucranianas violaban la ley, es decir, la evidencia de que derribaron el avión civil.
Grek fue nombrado como jefe de la Oficina del SBU para la región de Lugansk por un Presidente de la Rada, Oleksandr Turchynov, con el decreto Nº 413/2014, el 15 de abril de 2014. El destino de “Katsap” no se conoce, todavía.
Coronel R. Kalchenko, jefe del departamento Nº 4 UKRP DKR del SB de Ucrania (Oficina de Investigaciones de Contrainteligencia del Departamento de Contrainteligencia). Fue él quien, con todo su celo, dirigió la “individualización y detención de testigos del ataque armado contra un avión civil”. Tenemos un poco de información sobre el coronel Kalchenko. Lo interesante es que después del “Boeing” su nombre apareció en otro caso de “La Haya”. En septiembre de 2014, Kalchenko fue mencionado entre las personas involucradas en la organización de la prisión clandestina del SBU ubicada cerca de Kiev, en el territorio del batallón militar penal. M/u (unidad militar) que se encuentra cerca de Vodokanal, junto a un gran campo de tiro.

A LA ALTURA DEL NOMBRE
El Boeing 777-2H6ER de Malaysia Airlines, matrícula 9M-MRD, realizaba el vuelo diario MH17 Amsterdam-Kuala-Lumpur, cuando desapareció de las pantallas de radar a 48°02’25 “de latitud Norte y 38°46’22” de longitud Este, que es aproximadamente a 50 Km de la frontera entre Ucrania y Rusia, no lejos de la pequeña ciudad de Torez. La catástrofe ocurrió el 17 de julio de 2014, a las 16:20 hora de Kiev, o 17:20 hora de Moscú. El avión tenía que cruzar la frontera rusa aproximadamente a las 17:25 hora de Moscú.
La Agencia de Noticias de Ucrania Independiente (UNIAN) fue una de las primeras fuentes de los medios de comunicación en informar sobre el accidente. Debe saberse que el dueño de UNIAN, el oligarca Igor Kolomoisky, financió al servicio de control de tráfico aéreo en Dnepropetrovsk que “guió” al Boeing hasta el último segundo de su vuelo. Kolomoisky tomó el control de todos los servicios de vuelo en el sudeste de Ucrania inmediatamente después de la llegada a Kiev del director de la CIA, John Brennan, en abril de 2014. Un mes antes de esta tragedia hubo un secuestro de “Ukr Avia Ru” y un caso criminal fue abierto contra el jefe de despachos de tráfico aéreo de Ucrania, Yury Chernichenko. Poroshenko firmó una orden de despido de Chernichenko al mismo día siguiente después de que fue elegido como presidente.
El primer informe sobre la caída del avión se hizo a las 18:12 (hora de Kiev) con referencia a información en las redes sociales: UNIAN anunció que, “según reportes recientes de ‘Resistencia Informativa’, un avión de pasajeros se estrelló al norte de Tores. A las 16:20 se perdió la comunicación entre los servicios de tierra en Kiev y Rostov con el avión de Malaysia Airlines realizando el vuelo de Amsterdam-Kuala Lumpur”.
El grupo “Resistencia Informativa” es, de hecho, el título del sitio web del blogger Dmitry Timchuk, un ex militar ucraniano que en ese momento trabajaba para el SBU. Actualmente, Timchuk es diputado de la Rada. A las 18:37 el grupo “Resistencia Informativa” informó que “los servicios de seguridad de las fuerzas de las ATO no tienen instalaciones de defensa aérea en el área de la operación”.
A las 18:47 minutos en el sitio web oficial del presidente de Ucrania se publicó una declaración de Petro Poroshenko, en la que en particular declaró: “…nosotros enfatizamos que las Fuerzas Armadas de Ucrania no llevaron a cabo ningún ataque contra objetivos aéreos”.
A las 21:12 UNIAN informa, con un nuevo enlace al blog de Timchuk: “según los últimos informes del grupo ‘Resistencia Informativa’, un convoy de terroristas fue visto hoy a las 13:30 en el área del asentamiento Snezhnoe. El convoy consistía de 3 tanques, 2 vehículos blindados de transporte de personal, un camión con los combatientes y un camión con una ametralladora de gran calibre instalada. Y también, un camión semi con un remolque que transportaba el sistema de defensa aérea ‘Buk’. El convoy se desplazó en la dirección del asentamiento Dmitrovka“.
Inmediatamente después, a las 23:46, UNIAN publicó otro artículo con citas de The Wall Street Journal: “El Servicio de Inteligencia de los Estados Unidos ha confirmado que el avión de Malasia fue derribado por un misil tierra-aire”. Así es como el “ruso Buk” comenzó su viaje alrededor del mundo.
Los restos del avión se esparcieron en un área de aproximadamente 50 kilómetros cuadrados, en una parcela de más de 10 kms. de largo y 5 kms. de ancho. El área de búsqueda incluía los asentamientos de Moskovskoe, Rassypnoe, Grabovo, Stryukovo y el depósito de almacenamiento de agua de Grabovskoye. No lejos del Rasypnoye un frente del avión fue encontrado, cerca de Grabovo – las secciones central y de la cola. La mayor parte de los restos fue descubierta a unos 8,5 km del último punto registrado por los radares. 298 personas murieron, de ellas 283 pasajeros: ciudadanos de Países Bajos – 193, Malasia – 43, Australia – 27, Indonesia – 12, Gran Bretaña – 10, Alemania – 4, Bélgica – 4, Filipinas – 3, Canadá – 1, Nueva Zelanda – 1.
La parte ucraniana ignoró la propuesta de la DPR para la zona de alto el fuego de 10 kilómetros alrededor del área donde cayeron los restos del avión. (Recuerde, en particular, el elemento de mortero del oficial de asalto Andrei Drozd, unidad militar A1556)
La primera operación para la remoción de los restos del avión comenzó recién el 4 de noviembre de 2014. Durante casi seis meses los “Grads”, morteros y obuses de las Fuerzas Armadas de Ucrania martillaron sin parar un espacio de 50 kilómetros en el que remanían los restos del avión, o más precisamente, evidencia material de la matanza de trescientas personas fue desperdigada.
¿Tuvo éxito la operación de “limpieza” del SBU? No lo creemos.
La investigación del periódico “Soverschenno sekretno” “descubrimos un secreto de los restos de Boeing MH17” continúa.
La redacción del diario “Soverschenno sekretno” agradece a la Agencia de Investigaciones Federales FLB.ru por su asistencia en la preparación de la publicación”.

22.05.2017    Sergey Sokolov, Alexey Chelnokov


===============================

Referencias y notas

El único regimiento que pude encontrar que coincide con la descripción es 203-тя навчальна авіаційна бригада (203 НАБр, в/ч А4104) la Brigada de Entrenamiento Aéreo 203, bajo el mando de Víctor Nikoluk.
A principios de 2014 la brigada tenía un AN-26, dos MI-8MT, diez Aero L-39C Albatros, dos An-26A (An-26Sh). Helicóptero MI-8MT, Imágenes en amarillo 81 y 87.
Video del regimiento A-4104 y su comandante Gennady Dubovik en enero de 2014, antes de que cometan múltiples crímenes de guerra.